Cargando

Lohan Chi Kung

El origen del Qigong se remonta a la China antigua, hacia el año 2,500 AC. Más de mil años después, el Qigong se consideró como una de las Medicinas Tradicionales chinas con los principales métodos de tratamiento. Llegó a ser muy popular entre el público en general como una forma de ejercicio para mantener la salud.

Hoy día, aparte de sus beneficios terapéuticos y para la salud, se utiliza para ayudar a los artistas marciales y deportistas a mejorar su desempeño.

Tipos de Qigong

Históricamente, el Qigong podría dividirse en seis escuelas raíces. He aquí los tipos y ramas de Qigong:

  • Qigong Confuciano: Explora los fenómenos con miras a lograr el conocimiento y el entrenamiento de la moralidad y el Qi de uno mismo.
  • Qigong Budista: Busca el desenvolvimiento de la sabiduría-energía por medio de una realización del Shunyata (el vacío o la nada) y una profundización de la compasión para con todos los seres vivientes.
  • Qigong Taoista: Es la práctica sin el deseo, la cultivación del carácter moral y la busqueda de la longevidad y la inmortalidad.
  • Qigong Médico: Apunta al fortalecimiento del cuerpo, al remediar y prevenir las enfermedades.
  • Qigong Marcial: Se dirige primordialmente a refortalecer y desarrollar el Qi y la salud corporal para ayudar a las habilidades marciales.
  • Qigong Folclórico: Es tradición transmitida oralmente dentro de los límites de una familia en particular, como era y todavía es el caso del Lohan Qigong.

Aunque cada escuela posee sus propios y únicos métodos y teorías, existe -sin embargo- un elemento esencial de vinculación que unifica a las diversas escuelas y formas: la meta de desarrollar el Qi o la Energía Vital. También, las escuelas concuerdan en que el Qigong ayuda a cultivar los Tres Tesoros: Jing (Esencia), Qi (Energía Vital) y Shen (Espíritu). Comparten la creencia de que la disciplina puede ayudar a realizar el potencial físico completo, resistir a la enfermedad, reparar los daños causados por enfermedades y equilibrar el flujo de energía en el cuerpo.

Tipos de Qi:

Existen muchos tipos de Qi, pero todos se dividen en dos categorías básicas:

  • El Qi prenatal (heredado) que nos dan nuestros padres y que permanece con nosotros hasta la muerte.
  • El Qi postnatal (adquirido) que proviene principalmente de la comida que ingerimos, el aire que respiramos y también, del medio ambiente en el cual vivimos.